Australia: Entre China y EE.UU.

 Australlia-EEUU

Con la victoria de Trump en la Casa Blanca y la ascensión de China como la nueva economía número uno del mundo, Australia se verá obligada a tomar decisiones difíciles sobre dónde radica su futuro geopolítico.

 

Equilibrio

Australia siempre ha creído que no tiene que elegir entre su relación económica con China y su alianza de defensa con los Estados Unidos. Pero parece que se acerca  el momento de las definiciones,el 2018 ya se perfila como el año de la elección difícil.

Resultaría  conveniente para Australia  mantener su equilibrio, pero una confluencia de factores globales ha eliminado la ficción de que puede separar los beneficios económicos que obtiene de China y su posición posterior a la Segunda Guerra Mundial como uno de los Estados Unidos. aliados estratégicos más cercanos.

 En Juego La Prosperidad

Hay mucho en juego, incluida la prosperidad potencial de Australia.

China no está contenta con la adhesión de Australia a la alianza de EE. UU. Y si sigue con amenazas veladas de boicotear las exportaciones australianas y limitar la inversión, la lealtad de Canberra a Washington podría ser a expensas de un significativo daño económico.

 Voces Nacionalistas Chinas

F7_2a_Global_Times_Logo

El periódico halcon Global Times de China, ampliamente considerado como un portavoz del gobernante Partido Comunista o a lo menos de los sectores nacionalistas de éste, no escatimó sutilezas en un artículo de opinión la semana pasada que advertía a Australia contra la «interferencia» en las disputas territoriales del Mar Meridional de China (SCS).

Indefinición o “No Explicitación”

Australia no ha adoptado una postura oficial y explícita, sobre las disputas en el mar de la china y posiciones insulares, pero ha dicho que favorece «Libertad de navegación» en la zona, haciéndose eco de la posición de los EE. UU.

 Australia  a los EE. UU. Y corría el riesgo de «envenenar» sus relaciones con China, la que podría «adoptar medidas contundentes que afectarán seriamente el desarrollo económico de Australia»

China es el mayor socio comercial de Australia, y se lleva alrededor de un tercio de las exportaciones de Australia. Los dos países firmaron un acuerdo de libre comercio (TLC) que entró en vigencia a fines de 2015 y el comercio bilateral excede los 110 mil millones de dólares al año.

 Los estudiantes chinos comprenden el 38% de los estudiantes extranjeros en Australia y apuntalan el sector universitario con sus honorarios, aportando US $ 18 mil millones por año.
La cantidad de turistas chinos también está en auge. En 2005, el 4,9% de los visitantes extranjeros a Australia eran chinos, un número que había aumentado al 13% en 2016. Los inversores chinos son actores clave en los mercados inmobiliarios comerciales y residenciales, y son importantes inversores en sectores como la agricultura y la minería.
 Cuando Australia se congratula por evitar una recesión en los últimos 30 años, debe un importante voto de agradecimiento a China.

 

Posición Esquizofrénica

Resultado de imagen para alex christoforou

Según el columnista internacional Alex Christoforou , la posición de Australia con respecto a China a menudo es esquizofrénica:

Mientras que la comunidad empresarial y financiera sigue viendo a China como el futuro de Australia,  el stablishment  de defensa e inteligencia en Canberra tiene una opinión diferente.

La Comunidad de Inteligencia

La visión de la Comunidad de Inteligencia australiana es la de una China manipulando sus redes globales, incluso a través de la diáspora china en Australia, en apoyo de sus ambiciones globales que están en desacuerdo con la alianza tradicional de Australia con los Estados Unidos.

Imagen relacionada

Ha sido de las  agencias  de seguridad e inteligencia australianas donde ha surgido  la insinuación sobre la «interferencia» china en Australia,curiosamente Australia es el  país que durante años ha albergado una de las instalaciones de vigilancia más importantes de Estados Unidos en Pine Gap en el Territorio del Norte.

 Una reciente prohibición impuesta a las donaciones extranjeras a los partidos políticos australianos estaba directamente dirigida a China, y las amistades con los donantes chinos le costaron a una estrella en ascenso del opositor Partido Laborista, Sam Dasyari, su cargo  en diciembre.

Contagiados  ​​por la paranoia y el temor al espionaje y la ciberinteligencia, los sucesivos gobiernos australianos han bloqueado al gigante chino de las telecomunicaciones Huawei para que no participe en el despliegue de la Red Nacional de Banda Ancha.

Paranoia Política

En diciembre, Canberra también estaba a punto de cerrar un acuerdo para Huawei Marine Networks para tender un cable submarino de 4.000 kilómetros desde Sydney a las Islas Salomón.

 Incluso el primer ministro Malcolm Turnbull, quien como ex-ministro de Comunicaciones se esperaba que revocara la prohibición de Huawei, se refirió a China como un «enemigo» en los comentarios en una cena pública el año pasado.

Tal paranoia sobre las compañías de telecomunicaciones chinas no se extiende a Nueva Zelanda, donde Huawei ha sido un gran jugador en la nueva infraestructura nacional o en el Reino Unido, donde la compañía es un gran jugador en el despliegue de redes inalámbricas 4G y conexiones telefónicas rurales fijas.

 Equipos Militares

Resultado de imagen para dESTRUCTOR hOBART CON BANDERA AUSTRALIANA

Australia ha gastado más de 10 mil millones de dólares en armas y equipos militares de los EE. UU. En los últimos cuatro años, según un reciente análisis de la Oficina Nacional de Auditoría de Australia.Y planea gastar alrededor de $ 150 mil millones en defensa en la próxima década, con grandes desembolsos destinados a construir una nueva generación de la marina y la fuerza aérea, se espera que esa cifra aumente a medida que se integre a la cadena de suministro militar de Estados Unidos con proyectos como el J-35 Strike Fighter.

 Giro de EE.UU.

banderas-china-y-estados-unidos-eeuu

La política exterior estadounidense, sin embargo, está cambiando rápidamente bajo el presidente estadounidense Donald Trump. A medida que los Estados Unidos parecen reducirse de la región, incluso al retirarse del pacto comercial de la Asociación Transpacífica, está creando un vacío que plantea un gran dilema para Australia.

Tal vez la única ventaja de este dilema es que Estados Unidos parece alejarse de cualquier confrontación directa con China en el Pacífico mientras Trump busca forjar alianzas contra Corea del Norte.

O Llena Australia ese vacío como potencia regional local y forja alianzas más fuertes con otros países como Japón y Corea del Sur para contrarrestar la influencia china .O acepta el creciente poder de China en el mundo y y reorienta  70 años de política exterior en consecuencia

La fragmentación de la geopolítica de finales del siglo XX está reconfigurando el mundo, y como nación de rango medio, Australia aún debe encontrar su nuevo lugar.

Polaridad,Inconsistencias,Contradicciones

 Resultado de imagen para cONTRADOCCIONES aUATRALIANAS ANTE CHINA

Si se intensifican las tensiones entre EE. UU. Y China, incluidas las acusaciones de que China no está actuando de forma genuina en su intención declarada de aislar a Corea del Norte, rápidamente se pondría de manifiesto la polaridad de la política australiana.

Las inconsistencias y contradicciones, incluso en áreas estratégicas, son evidentes. Si bien Huawei tiene prohibido acceder a los principales contratos nacionales de infraestructura, sus dispositivos han sido aprobados para su uso por altos funcionarios de defensa y diplomáticos, y se han distribuido varios miles.

 Cuando la empresa china, Landbridge Group, aseguró un contrato de arrendamiento de 99 años en el estratégico Puerto de Darwin en 2015, altos funcionarios de defensa de los EE. UU. Dijeron que estaban «atónitos» por la decisión. Los críticos en el momento afirmaron que le dio a China un «asiento de primera fila» para espiar las operaciones navales conjuntas entre Estados Unidos y Australia.

Las universidades australianas han recibido subvenciones del gobierno para trabajar en la investigación colaborativa con compañías chinas sobre tecnologías que podrían tener aplicaciones militares. La Universidad de Adelaida, por ejemplo, está trabajando con el Instituto de Materiales Aeronáuticos de Beijing, una empresa que forma parte de la Corporación de la Industria de Aviación de China.

Una nueva línea dura de halcones  en Australia respecto a China, estará y  se verá comprometida por las relaciones económicas florecientes.  Mientras que las amenazas económicas de China pueden simplemente estar haciendo apuestas en una coyuntura tensa, han  expuesto la contradicción no resuelta en el centro mismo de la identidad australiana del siglo XXI .

Comentario de La Redacción: Las Analogías con Chile

noticiiiita

Chile en un futuro mediato se enfrentará a dilemas  similares,ya que las circunstancias respecto al Pacífico son muy parecidas.

En efecto,la economía chilena es y será muy dependiente de sus relaciones comerciales con China. Y por otro lado,desde el punto de vista geopolítico y de las hegemonías culturales ,Chile,  en distintos grados de intensidad, ha permanecido históricamente  alineado con los EE.UU.(la única excepción,el gobierno de S.Allende); esto  hasta el día de hoy, resulta  muy patente en la esfera de las arquitecturas de  Defensa y  Seguridad Colectiva.

Se acerca el momento en que Chile,deberá tomer definiciones acerca de los nuevos alineamientos geo-económicos y geo-estratégicos en el Pacífico ,o a lo menos encontrar nuevos modus-operandi.

Santiago de Chile.29-01-2018.

Equipo Podergeopolitico.com

Fuentes:El Espia Digital,The Diplomat, Global Times

Imágenes:Taringa,E-Bay,Defensa.com,noticiiita.com