Desplome Financiero: EE.UU. y China se Acusan Mutuamente

(Análisis)La caída de las bolsas mundiales ha provocado una nueva vuelta de tuerca en las tensiones entre Washington y Pekín en vísperas de la visita del presidente chino, Xi Jinping, a EEUU.

 Según Yao Yudong, director del Instituto de Finanzas del Banco Popular de China, las intenciones del Sistema de Reserva Federal de EEUU de recrudecer la política monetaria aumentando las tasas de interés en septiembre constituyeron la causa principal de la caída mundial del mercado de valores, según informó el periódico gubernamental chino China Daily.

El experto chino señaló que el recrudecimiento de la política monetaria y el eventual alza de las tasas de interés por parte de la Reserva Federal de EE.UU. puede conducir también a las caídas de las cotizaciones de las acciones norteamericanas y tras ello, una venta masiva de los activos por todo el mundo, lo que podría conducir a una nueva crisis financiera mundial.

No es la primera acusación de China contra EEUU por la evolución del mercado global de valores, inmediatamente tras la caída de las bolsas de Shanghái y Shenzhen este lunes hasta su mínimo histórico, la agencia Xinhua señaló que esta caída siguió al desplome del día anterior del mercado de fondos norteamericano.

El portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, por su parte declaró que la caída de los índices bursátiles de China tiene un componente político.

Según el representante de la Administración de Obama, Pekín contiene “la caída libre” en las bolsas “manipulando artificialmente con la economía china”, declaraciones que ponen en entredicho el éxito de la próxima visita de Xi Jinping a EEUU, según destacó la revista norteamericana Foreign Policy.

La espiral creciente de acusaciones mutuas entre China y EEUU y la politización de la crisis en las fundamentales plazas económicas mundiales podría ser detenida, según el experto del Instituto de Investigaciones Contemporáneas, Nikita Máslennikov, quien comentó a Sputnik que esto dependerá en gran medida de la transparencia de las acciones del Banco Nacional de China y el Sistema de Reserva Federal de EEUU.

“Todo dependerá de la determinación con la que China aplique su política financiera, y fundamentalmente, desde el punto de vista de la indicación precisa de en qué, cuándo y cómo realizará las reformas estructurales de su sector financiero”, explicó el especialista ruso.

Además, Máslennikov observó que la Reserva Federal de EEUU “puede también infundir certeza en las almas inquietas de los participantes del mercado”

“Es precisa una comprensión clara de si van o no a elevar las tasas en septiembre”, señaló.

Pantalla con precios del mercado de valores en China

De cumplirse estas condiciones, afirmó el experto, “los mercados comenzarán a tranquilizarse dado que comprenden las próximas acciones de los reguladores”.”Si la Reserva Federal se comporta de este modo, será calcular cómo se comportará el Banco Central de China y otros Bancos Centrales, entonces se tornará claro el esquema de acción de los reguladores y se podrá tomar un respiro”, argumentó Máslennikov.

Según el experto, “la reunión del Comité sobre mercados abiertos de la Reserva Federal se realizará el 16 y el 17 de septiembre, antes de esa fecha es muy importante dar una señal clara al espacio financiero global”.

“Muchos esperan que se establezca cierta determinación el próximo sábado, durante la presentación de Stanley Fischer en el Simposio Económico Anual en Jackson Hall”, comentó.

Máslennikov explicó que “junto a las nuevas acciones de China para estabilizar los mercados estos dos flujos informativos lograrán estabilizar en cierto modo la situación; al menos así en las cabezas de los inversionistas se establecerá cierta definición”.

“Si esto sucede así, la situación se desarrollará como una corrección tradicional del mercado”, considera el experto.

Bolsa en Tokio

No obstante, el especialista advirtió que “la posibilidad de que esto suceda es de un 50 por ciento; puede retrasarse el Banco Popular de China, o retrasarse la Reserva Federal en sus explicaciones y más aun en sus acciones; puede que se añada la quiebra de alguna importante institución financiera, como eso sucedió en vísperas de la crisis de 2008 con Lehman Brothers”.”En ese caso existen probabilidades de que estemos en el umbral de acontecimientos muy desagradables para la economía global”, expresó.

Al acusar a EEUU en las oscilaciones que tienen lugar en las principales plazas financieras, según Máslennikov, “China reacciona a la situación doméstica, se han reducido las tasas bancarias de depósitos y créditos, así como las normas de reservas para los bancos”

“Estas medidas deben despertar el mercado monetario, sin ellas los riesgos de una nueva caída en las bolsas de Shanghái y Shenzhen son extremadamente altas”, argumentó.

Además, el experto recordó que se toman medidas severas con los especuladores de la bolsa.

“Ocho funcionarios de una de las mayores compañías inversionistas chinas, CITIC Securities, han sido acusados de comercio ilegal de documentos”, recordó.

Máslennikov señaló que la policía china les imputa “la confección y venta de documentos falsos y la difusión de informaciones distorsionadas de las operaciones comerciales futuras”.

Las largas acusaciones mutuas a las que hemos hecho mención en los párrafos son según diversos analistas claros síntomas y tácticas de una guerra de divisas  que no sólo busca potenciar exportaciones y depreciar monedas de competidores (más bien adversarios) sino más bien el logro de  hegemonías de monedas propias y de mercados lo que ya entra en la categoría de guerra geofinanciera que a su vez se enmarca en el nuevo concepto del siglo XXI de “Guerra Multidimensional”.(agosto27,2015)

Equipo Podergeopolítico.com

Fuentes Reuters,AFP,Sputniknews,Bloomberg.

Imágenes:Reuters,AFP,Nippon News.-