Economía Internacional: ¿Hacia la Desdolarización?

Un rompecabezas de un billete de 100 dólares

Los cambios geopolíticos que actualmente ocurren en el mundo apuntan a la urgente necesidad de reemplazar el dólar, que cada vez más se convierte en una disfuncional moneda de reserva mundial, opina John Hardy, estratega del banco danés Saxo Bank.

El primer factor, según el experto, es el papel creciente que hoy en día China desempeña en el comercio global y los mercados financieros. Todo va a depender de la decisión que el país asiático tome para solucionar el problema de la burbuja de créditos sin que este no cause daños a la economía doméstica y a la economía global.

Como la economía más grande del mundo, EEUU siempre ha vivido por encima de sus posibilidades. Durante muchos años el país norteamericano ha estado exportando su moneda nacional utilizando los bonos del tesoro. Por si fuera poco, todas las operaciones comerciales relacionadas con la compra-venta del petróleo se realizaban en dólares.

No obstante, recientemente China, que actualmente es el mayor importador de crudo en el mundo, dio un primer paso para acabar con el dominio del dólar. Pekín lanzó contratos de futuros de petróleo en yuanes con su posible conversión en oro.  Este cambio es crucial para el comercio global de petróleo, opina Hardy.

Imagen relacionada

En particular la medida permitirá a China reducir sus masivas reservas de dólares. Además, en caso de que China — que de hecho ha acumulado enormes reservas de oro en los últimos años— permita a cualquier socio cambiar sus ingresos en yuanes directamente en oro, eso podrá reducir el interés de los países exportadores de crudo en mantener sus reservas en dólares.

De esta manera, China, de forma indirecta, pondrá a prueba a socios tradicionales de EEUU como Arabia Saudí que también en vez de dólares podrá optar por yuanes.

El segundo factor está relacionado con la tensión en la península de Corea y especialmente el intento de Pyongyang de mantener intangible su estatus de potencia nuclear. Es interesante cómo estos planes de las autoridades norcoreanas repercuten en las relaciones entre China y EEUU y qué posición al respecto toma Japón.

Cabe destacar que hace poco tiempo el primer ministro de Japón, Shinzo Abe,  ordenó preparar un estímulo fiscal por el monto de dos billones de yenes  [17 800 millones de dólares]. Dado que dicho estímulo será invertido en la economía nacional, la moneda japonesa podrá fortalecerse con relación al dólar.

Finalmente según el economista danés, la tercera causa que podría coadyuvar el fin de la época del dólar como la principal moneda de reserva en el mundo es el empeoramiento de las relaciones entre EEUU y la UE. Será interesante ver por qué política opta la UE tras las elecciones que recientemente se celebraron en Alemania: “por la de una superpotencia independiente o no”, se pregunta Hardy.

Comentario de la Redacción

La internacionalización del yuan y la desdolarización global avanzan en paralelo. Lo anterior como consecuencia de la debilidad de la economía norteamericana y menos como resultado de una eventual  próxima desamericanización. Este segundo escenario exigiría poner en cuestión la hegemonía de Estados Unidos en su totalidad, situación que aún no existe. En efecto los poderes blandos de los Estados Unidos así como sus poderes tecnológico-milites siguen en  la vanguardia mundial.

En lo inmediato, la desdolarización pretende amortiguar los efectos de la volatilidad de los tipos de cambio, las tasas de interés y los mercados de valores. En un segundo momento,aún por constatar, la marcha del yuan podría alcanzar una dimensión sistémica y enfrentar al dólar en una dura batalla por conseguir reconocimiento global.

Imagen relacionada

El imponer una  divisa en el mercado internacional, se enmarca en la lucha por la hegemonía mundial del siglo XXI, ya que los instrumentos financieros ,su fortaleza y expansión, significan solidez geoeconómica y sin duda, poder geopolítico.

Santiago de Chile.14-10-2017.

Equipo Podergeopolitico.com

Fuente: Sputnik News

Imágenes: kienthuc.net, cfo.cl, Pixabay