EL DIA DE LA VICTORIA: PUNTO DE INFLEXION GEOPOLITICO

putin2 

(ANALISIS)Realidades Geopolíticas,Realidades Emblemáticas

El 9 de mayo de 2015 aniversario del 70º aniversario de la victoria aliada sobre Alemania, sin duda será recordado en los anales de la Historia del siglo XXI y por dos principales razones:la primera por ser el día del mayor desfile  tecnológico militar ruso de la era “post soviética” y porque marca un punto de inflexión en la dinámica de la Geopolítica Mundial.

La habilidad de maestros ajedrecistas de los propagandistas rusos hizo coincidir las impresionantes ceremonias tecnológico-militares del desfile del Día de la Victoria,la presencia de los líderes de las principales naciones de Eurasia ,con los ritmos de una agenda geopolítica Euroasiática que se tradujo en pactos militares ,económicos y de infraestructuras logísticas y de comunicaciones y que reconfigurará el Poder Mundial.

Celebraciones, Desfiles y Pactos.

Aprovechando el contexto de las celebraciones del 70º aniversario de la  Victoria,Vladímir Putin y Xi Jinpiado una declaración sobre la cooperación bilateral en el desarrollo de la Unión Económica Euroasiática y el cinturón económico de la Ruta de la Seda.

 El presidente ruso, Vladímir Putin, y su homólogo chino, Xi Jinping, han firmado una declaración sobre la cooperación entre los dos países en el desarrollo de la Unión Económica Euroasiática y el cinturón económico de la Ruta de la Seda, un documento que servirá de base para la colaboración ruso-china en numerosos proyectos, según precisó Dmitri Peskov, portavoz del presidente ruso.
 El acuerdo sobre la creación de la Unión Económica Euroasiática, sobre la base de la Unión Aduanera Euroasiática y el Espacio Económico Único, se firmó el 29 de mayo de 2014. El objetivo de la UEE pasa por garantizar las condiciones necesarias para el desarrollo estable de las economías de los actuales países miembros (Rusia, Bielorrusia, Kazajistán y Armenia). Se prevé que en mayo Kirguistán se adhiera a la organización.
 Trazando la Ruta de la Seda

Por su parte, la Ruta de la Seda es un proyecto que tiene como fin la creación de un corredor de transporte, energía y comercio entre los países de Asia y Europa. Va dirigido a intensificar la cooperación científico-técnica y profundizar la colaboración económica entre los países.

Alianza Estratégica Chino Rusa

China Y Rusia, dos gigantes militares y económicos, profundizan su ALIANZA ESTRATÉGICA camino a la construcción de un NUEVO ORDEN MUNDIAL. A su vez Moscú y Pekin consolidan su alianza militar contra la injerencia imperial de EEUU y las potencias de la OTAN en Eurasia. La segunda potencia nuclear y la segunda potencia económica mundial centran la COOPERACIÓN MILITAR como “prioridad” en el marco de sus acuerdos estratégicos que los sitúan como un a NUEVO POLO DE PODER MUNDIAL capitalista. Al que se suman las nuevas potencias emergentes del BRICS como India, Brasil y Sudáfrica.

 El presidente ruso, Vladímir Putin, se rEúne Moscú con el presidente de China. Durante la reunión está prevista la firma de decenas de ACUERDOS bilaterales con el fin de profundizar la alianza GEOPOLÍTICA, MILITAR y ECONÓMICA entre ambos Estados. La llegada del presidente de China Xi Jinping a la capital rusa está organizada en el marco de la CELEBRACIÓN MILITAR del Día de la Victoria en la Segunda Guerra Mundial este 9 de mayo. A su vez consolidan su ALIANZA MILITAR conEJERCICIOS conjuntos de sus fuerzas armadas en un directo desafío al dispositivo de la OTAN y de EEUU.
 En abril de 2015, Rusia y China firmaron un contrato para el suministro de sistemas rusos de defensa antiaérea S-400 Triumf al gigante asiático. Así, China se ha convertido en el primer comprador de ese sofisticado sistema ruso de defensa aérea. China obtendría entre cuatro y seis sistemas, con un alcance de hasta 400 kilómetros, por un total de 3.000 millones de dólares y podría recibirlos en 2017.
descarga (2)
China es el primer socio comercial de Rusia, con un intercambio comercial que ha aumentado en los últimos seis años de 40.000 a 90.000 millones de dólares anuales. A este marco se suma un acuerdo gasífero por un total de 400.000 millones de dólares (equivalente al PBI argentino).
El nuevo bloque compite por áreas de influencia con el viejo eje imperial hegemónico EEUU-Unión Europea-OTAN. Al que suman potencias como Japón, Canadá y Australia. Y define las claves de una NUEVA DISPUTA ÍNTER CAPITALISTA POR EL CONTROL DEL PLANETA y de sus recursos esenciales. La nueva sociedad estratégica rusa-china, con epicentro en Asia y en Europa del Este, se afianza sobre acuerdos comerciales, militares, diplomáticos y de interdependencia energética cuyo impacto se proyecta sobre todo el tablero geopolítico y económico a escala global. La alianza estratégica con China le permite a Moscú disminuir la dependencia económica de la Unión Europea, a cuyas potencias centrales dirige hoy la mayor parte de su exportación gasífera.
Y es clave en la resolución y el desenlace de la Pugna Geopolítica ,que hoy mantienen Rusia y EEUU en Asia y Europa del Este y que tiene a Ucrania como un centro o eje de conflicto  fundamental. Para China, la segunda potencia económica después de EEUU, la alianza con Rusia le permite satisfacer sus necesidades crecientes de provisión energética requerida por su formidable desarrollo económico y tecnológico industrial. Además, la nueva sociedad estratégica impacta en el tablero global de la guerra fría y en el marco de las relaciones ínter capitalistas globales ya que ambas potencias nucleares cuentan con PODER DE VETO EN LA ONU.
 Alemania se Acerca

Otro punto clave es el gradual acercamiento de Alemania, la primera potencia económica europea a la nueva alianza. Tanto Rusia como China mantienen negociaciones avanzadas con ALEMANIA para la concreción de un acuerdo estratégico tripartido en Asia y Europa del Este.

 Si se consolida este acuerdo tripartito se ROMPERÍA EL EQUILIBRIO de la alianza entre EEUU, la Unión Europea y la OTAN. Y el gran perdedor sería EEUU. cuyo frente geopolítico y militar de enfrentamiento con Rusia quedaría debilitado, no solamente en Eurasia sino en todo el espectro del tablero global. En resumen, la alianza estratégica Rusia-China CONDICIONA  EL PRESENTE Y EL FUTURO DEL SISTEMA ECONOMICO MUNDIAL y establece las nuevas relaciones de poder en un potencial futuro de una segunda  guerra fría   inter capitalista por el reparto del Planeta.

Consolidación previa de las redes Euroasiáticas

La Conferencia de Moscú sobre la Seguridad Internacional en abril de 2015, fue utilizada como punto de reunión para advertir a EE.UU. y a la OTAN de que otras potencias mundiales no les permitirán actuar según su antojo.

La posición sobre esfuerzos conjuntos entre China, India, Rusia e Irán contra la expansión de la OTAN fue aumentada con planes para negociaciones militares tripartitas entre Pekín, Moscú, y Teherán.

Ministros de defensa y funcionarios militares de todo el mundo se reunieron el 16 de abril en el prestigioso Radisson Royal u HOTELUkraina, una de las mejores piezas de arquitectura soviética en Moscú, conocido como una de las “Siete Hermanas” que fueron construidas durante la época de José Stalin. El evento, de dos días de duración, auspiciado por el Ministerio Ruso de Defensa fue la cuarta Conferencia anual de Moscú sobre Seguridad Internacional (MCIS, por sus siglas en inglés).

Asistieron funcionarios civiles y militares de más de setenta países, incluyendo miembros de la OTAN. Quince ministros de defensa participaron en el evento. Sin embargo, aparte de Grecia, ministros de defensa de países de la OTAN no participaron en la conferencia.

A diferencia de años anteriores, los organizadores de la MCIS no enviaron una invitación a Ucrania para la conferencia de 2015. Según el ministro adjunto de defensa ruso Anatoly Antonov: “En esta etapa de brutal antagonismo informativo respecto a la crisis en el sudeste de Ucrania, hemos decidido no inflamar la situación en la conferencia y en esta situación tomamos la decisión de no invitar al evento a nuestros colegas ucranianos.”

La conferencia de Moscú es el equivalente ruso de la Conferencia de Seguridad de Munich realizada en el hotel Bayerischer Hof en Alemania. Existen, sin embargo, diferencias críticas entre los dos eventos.

Mientras la Conferencia de Seguridad de Munich es establecida respecto a la seguridad euro-atlántica y considera la seguridad global desde el punto de vista “atlanticista o atlanticentrista ” de la OTAN, la MCIS representa una perspectiva global más amplia y diversa. Considera el resto de las preocupaciones de seguridad mundial no euro-atlánticas, particularmente de Medio Oriente y de Asia-Pacífico. Incluyendo desde Argentina, India, y Vietnam hasta Egipto y Sudáfrica, la conferencia EN EL hotel Ukraina atrajo una variedad de grandes y pequeños protagonistas, cuyas voces e intereses de seguridad, de una u otra manera, son por otra parte desestimados e ignorados en Munich por los dirigentes de EE.UU. y de la OTAN.

El ministro de defensa ruso, Sergey Shoigu, quien tiene el rango de abanderado que es igual al de un general de cuatro estrellas en la mayoría de los países de la OTAN, abrió la conferencia. También habló, y junto a Shoigu estaba sentado el ministro de exteriores ruso Sergey Lavrov y otros funcionarios de alto rango. Todos ellos se refirieron a la guerra de múltiples espectros de Washington que ha utilizado revoluciones de color, como EuroMaidán en Ucrania y la Revolución Rosa en Georgia, para cambios de régimen. Shoigu citó Venezuela y la Región Administrativa Especial Hong Kong de China como revoluciones de color fracasadas.

El ministro de exteriores Lavrov recordó a los asistentes que las posibilidades de un peligroso conflicto mundial aumentaban debido a la falta de preocupación de EE.UU. y la OTAN por la seguridad de otros y una falta de diálogo constructivo. Al presentar su argumento, Lavrov citó al presidente de EE.UU. Franklin Roosevelt al decir: “En esto no puede haber un punto intermedio. Tendremos que tomar la responsabilidad por la colaboración mundial, o tendremos que soportar la responsabilidad por otro conflicto mundial.” “Creo que formularon una de las principales lecciones del conflicto global más devastador en la historia: solo es posible enfrentar los desafíos comunes y preservar la paz mediante esfuerzos colectivos, conjuntos, basados en el respeto por los legítimos intereses de todas las partes”, explicó hablando de lo que los dirigentes mundiales aprendieron de la Segunda Guerra Mundial.

Shoigu tuvo más de diez reuniones bilaterales con los diferentes ministros de defensa y dirigentes que llegaron a Moscú para la MCIS. Durante una reunión con el ministro serbio de defensa Bratislav Gasic, Shoigu dijo que Moscú considera que Belgrado es un socio fiable en la cooperación militar.

Coalición chino-rusa-iraní: pesadilla de Washington

El mito de que Rusia está internacionalmente aislada fue destruido nuevamente durante la conferencia, que también produjo algunos anuncios importantes.

El ministro de defensa de Kazajistán, Imangali Tasmagambetov y Shoigu anunciaron que había comenzado la implementación de un sistema conjunto de defensa aérea kazajo-ruso. Eso no es solo indicativo de la integración del espacio aéreo de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva, sino forma parte de una tendencia. Presagió otros anuncios contra el escudo de defensa de misiles de la OTAN.

Sin embargo, la declaración más vigorosa fue la del ministro iraní de defensa Hussein Dehghan. El brigadier general Dehghan dijo que Irán quiere que China, India, y Rusia estén agrupados en la oposición conjunta contra la expansión hacia el este de la OTAN y la amenaza a su seguridad colectiva planteada por el proyecto de escudo de misiles de la alianza.

Durante una reunión con el ministro chino de defensa Chang Wanquan, Shoigu subrayó que los vínculos militares de Moscú con Pekín constituyen su “prioridad más importante”. En otra reunión bilateral los jefes de la defensa de Irán y Rusia confirmaron que su cooperación formará parte de uno de los puntos básicos de un nuevo orden multipolar y que Moscú y Teherán ven con armonía su actitud estratégica hacia EE.UU.

Después que Dehghan y la delegación iraní se reunieron con Shoigu y sus homólogos rusos, se anunció que tendrá lugar una cumbre tripartita entre Pekín, Moscú, y Teherán. La idea fue posteriormente endosada por la delegación china.

El entorno geopolítico está cambiando y no es favorable a los intereses de EE.UU. No solo se ha formado una Unión Económica Eurasiática de Armenia, Bielorrusia, Kazajistán, y Rusia en el corazón post-soviético de Eurasia, sino Pekín, Moscú, y Teherán –la Triple Entente Eurasiática– ha pasado por un largo proceso de integración política, estratégica, diplomática y militar.

La armonía e integración eurasiática desafía la posición de EE.UU. en su “percha occidental” y cabecera de puente en Europa e incluso orienta a aliados de EE.UU. a actuar de modo más independiente.

 Brzezinski se inquieta

El ex pez gordo de la seguridad estadounidense e ideológo  geopolítico globalista, Zbigniew Brzezinski, advirtió a las elites de EE.UU. contra la formación de una coalición eurasiática “que eventualmente podría tratar de desafiar la primacía de EE.UU.” Según Brzezinski una alianza eurasiática semejante podría surgir como una “coalición china-rusa-iraní” con Pekín como su punto central.

“Para los estrategas chinos, enfrentar la coalición trilateral de EE.UU. y Europa y Japón, el contrabalance geopolítico más efectivo podría ser tratar de formar una triple alianza propia, vinculando China con Irán en la región del Golfo Pérsico/Medio Oriente y con Rusia en el área de la antigua Unión Soviética”, advierte Brzezinski.

“Al evaluar las futuras opciones de China, hay que considerar también la posibilidad de que una China económicamente exitosa y políticamente segura de sí misma –pero que se siente excluida del sistema global y decide convertirse en el defensor y líder de los Estados desvalidos del mundo– puede decidirse a plantear un desafío no solo doctrinal articulado sino también un desafío geopolítico poderoso al mundo trilateral dominante”, explica.

FA8 Más o menos, este es el camino que están siguiendo los chinos. El ministro Wanquan dijo directamente a la MCIS que se necesita un orden mundial justo.

La amenaza para EE.UU. es que una coalición chino-rusa-iraní podría, en las propias palabras de Brzezinski, “ser un potente imán para otros Estados disconformes con el status quo.”

Contrarrestando el escudo de misiles de EE.UU. y la OTAN en Eurasia

Una nueva “Cortina de Hierro” está siendo erigida por Washington alrededor de China, Irán, Rusia y sus aliados mediante la infraestructura de misiles de EE.UU. y la OTAN. La red de misiles es ofensiva y no defensiva en su propósito y motivación.

El objetivo del Pentágono es neutralizar cualesquiera reacciones defensivas de Rusia y otras potencias eurasiáticas a un ataque con misiles balísticos estadounidenses, que podría incluir un primer ataque nuclear. Washington no quiere permitir que Rusia u otros tengan una capacidad de segundo ataque o, en otras palabras, tengan la capacidad de responder a un ataque por el Pentágono.

En 2011, se informó que el Primer Ministro Adjunto de Rusia, Dmitry Rogozin, quien era en aquel entonces el enviado de Moscú ante la OTAN, visitaría Teherán para hablar sobre el proyecto de escudo de misiles de la OTAN. Se publicaron varios informes, incluso por Teheran Times, señalando que los gobiernos de Rusia, Irán, y China estaban planificando la creación de un escudo de misiles conjunto para contrarrestar a EE.UU. y la OTAN. Rogozin, sin embargo, desmintió los informes. Dijo que la defensa de misiles fue discutida entre el Kremlin y sus aliados militares en la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (CSTO).

La idea de cooperación en la defensa entre China, Irán, y Rusia contra el escudo de misiles de la OTAN se mantuvo vigente a partir de 2011. Desde entonces Irán se ha acercado a convertirse en observador en la CSTO, como Afganistán y Serbia. Pekín, Moscú y Teherán también se han acercado debido a temas como Siria, EuroMaidán, y el “Giro hacia Asia” del Pentágono. Los llamados de Dehghan a una posición colectiva de China, India, Irán, y Rusia contra el escudo de misiles y la expansión de la OTAN combinados con los anuncios en la MCIS sobre negociaciones militares tripartitas entre China, Irán, y Rusia, también apuntan en esa dirección.

Sistemas de defensa aérea S-300 y S-400 de Rusia están siendo introducidos en Eurasia, desde Armenia y Bielorrusia a Kamchatka como parte de una reacción con tecnología de punta ante la nueva “Cortina de Hierro”. Esos sistemas de defensa aérea hacen que los objetivos de Washington para neutralizar la posibilidad de una reacción o segundo ataque sean mucho más difíciles de realizar.

Incluso funcionarios de la OTAN y el Pentágono, que se refieren a los S-300 como sistema SA-20 lo admiten. “Lo hemos estudiado y entrenado para contrarrestarlo durante años. Aunque no le tememos, respetamos los S-300 por lo que son: un sistema de misiles muy móviles, exactos, y letales,” ha escrito el coronel de la Fuerza Aérea de EE.UU. Clint Hinote para el Consejo sobre Relaciones Exteriores en Washington.

Aunque se ha especulado que la venta de los sistemas S-300 a Irán marca el comienzo de una gran oferta internacional de ventas de armas en Teherán como resultado de las negociaciones en Lausana y que Moscú está tratando de tener una ventaja competitiva en una reapertura del mercado iraní, en realidad la situación y las motivaciones son muy diferentes. Incluso si Teherán compra diferentes cantidades de equipamiento militar de Rusia y otras fuentes extranjeras, tiene una política de autosuficiencia militar y fabrica primordialmente sus propias armas. Toda una serie de equipos militares –desde tanques, misiles, aviones de combate, detectores de radar, rifles, y drones hasta helicópteros, torpedos, obuses para morteros, buques de guerra, y submarinos– son producidos en el interior de Irán. Los militares iraníes incluso afirman que su sistema de defensa aérea Bavar-373 es más o menos el equivalente del S-300.

La entrega del paquete S-300 por Moscú a Teherán tiene que ver con más que solo un negocio sin pretensiones. Se propone consolidar la cooperación militar ruso-iraní y realzar la cooperación eurasiática contra el cerco por el escudo de misiles. Es un paso más cercano a la creación de una red de defensa aérea eurasiática contra la amenaza con misiles planteada por EE.UU. y la OTAN contra naciones que se atreven a no arrodillarse ante Washington.

Rusia y China acuerdan explotar conjuntamente los sistemas de navegación GLONASS y Beidou

 Rusia y China han acordado explotación conjunta de los sistemas de navegación GLONASS y Beidou, informa TASS.
 La declaración conjunta sobre la explotación de los sistemas de navegación GLONASS y Beidou fue firmada en presencia del presidente ruso, Vladímir Putin, y el presidente de China, Xi Jinping, después una reunión en el Kremlin.
 £¨XHDW£©Ï°½üƽºÍ¶íÂÞ˹×ÜͳÆÕ¾©¹²Í¬³öϯÖÐ¶íº£ÉÏÁªºÏ¾üÊÂÑÝÏ°¿ªÊ¼ÒÇʽ
 El documento fue firmado por el jefe de la Agencia Espacial Rusa, Ígor Komarov, y el jefe de la comisión china del sistema de navegación por satélite, Wang Li.
 De acuerdo con el vicepresidente del Gobierno ruso, Dmitri Rogozin, la cooperación entre los sistemas nacionales de navegación de los dos países es algo razonable en el contexto del uso de tecnologías similares por la alianza militar de la OTAN.
Equipo Podergeopolítico.com
Fotos:Agencia Tass,Reuters,y Sputnik news.