Elecciones en Taiwan: Lo que Está en Juego

Taiwan celebra este sábado 16 de enero, unas elecciones presidenciales donde los sondeos anuncian una abrumadora victoria de la candidata opositoraTsai Ing Wen del Partido Demócrata Progresista (PDP), que pondría así fin a la égida que mantiene el Partido Nacionalista Kuomintang (KMT) desde 2008.

Además del nuevo presidente, más de 18 millones de electores podrán elegir entre los 530 candidatos que han presentado los 18 partidos que concurren a los comicios legislativos.

 Previsible triunfo de Tsai Ing-wen

Más que por sus méritos, la victoria de Tsai Ing Wen se deberá al “decepcionante desempeño” del presidente Ma Ying-Jeou, en palabras del analista Eric Chen-hua Yu, de la Universidad Nacional de Chengchi de Taipei. Ma apostó por el acercamiento político con Pekín pero eso no se ha traducido en un beneficio tangible para la economía local, amenazada por una posible recesión. “La precaria situación de la economía ha sido un factor determinante en estas elecciones”, asegura Eric Chen-hua.

Desafíos del Futuro Presidente

Para Eric Chen-hua la primera “prueba de fuego” para Tsai, asumiendo que las urnas le concedan el mandato, será definir su relación con Pekín y en especial decidir la suerte del llamado Tratado de Comercio de Servicios a través del Estrecho (CSSTA) que firmó Taipei con Pekín en 2013 pero que quedó paralizado tras la revuelta popular que protagonizó el Movimiento Girasol en 2014.

“Será muy difícil que se apruebe. El pueblo taiwanés está en contra”, puntualiza el ex ministro de Exteriores y parlamentario del PDP, Mark Tan Sun Chen.

El segundo gran reto será reactivar una economía que depende en enorme medida de la China continental, su principal socio comercial y a donde se dirigen el 40% de las exportaciones de Taiwan.

Los herederos del Movimiento Girasol también han exigido una reforma política que afecte al funcionamiento del Parlamento, al que recriminan su carácter “opaco” y su recurso habitual a aprobar las leyes con pactos “bajo la mesa”.

 ¿Cuál será la reacción de China ante la previsible victoria de Tsai Ing-wen?

El presidente chino Xi Jingping advirtió en 2015 que si el nuevo líder de la isla no acepta de forma explícita el denominado consenso de 1992, que según él estipula que la China continental y Taiwan forman en definitiva una sola entidad, “la tierra se moverá y las montañas se estremecerán“.

El problema es que aunque Tsai ha indicado durante la campaña que pretende mantener el status quo basado en ese concepto y no pretende adoptar una actitud “provocadora”, al mismo tiempo se niega a asumir de forma clara que exista ese pacto siguiendo la posición mayoritaria en su partido.

“No hay ningún documento escrito que pruebe la existencia de ese acuerdo y en esos términos”, aclara Mark Tan Sun Chen.

La última vez que gobernó un presidente del PDP, Chen Shui-bian, entre 2000 y 2008, las relaciones entre ambas orillas del estrecho de Taiwan se deterioraron de forma significativa después de que el dirigente esbozara en 2004 la posibilidad de convocar un referéndum para decidir la posible independencia del territorio.

“Cualquier represalia de China contra Taiwan, por ejemplo, limitando el número de turistas, tendrían una enorme repercusión en nuestra economía”, admite el experto Eric Chen-hua Yu.

Las encuestas señalan que la amplia mayoría de los taiwaneses prefieren mantener la anómala situación actual del territorio, aunque el número de partidarios de la independencia no cesa de aumentar.

Por ello, también hay expertos que opinan que Pekín -consciente del efecto adverso que han generado las amenazas en el pasado- podría adoptar la postura de “esperar y ver”, en palabras de Christopher Johnson, un ex veterano de los servicios de inteligencia de EEUU.

Desconfianza entree los Nacionalistas

Sí. Mark Tan Sun Chen admite que numerosos sectores dentro del propio partido y por ende entre los activistas del Movimiento Girasol exigen que “se ponga fin a una situación irregular”. “La plataforma política del PDP dice que el pueblo de Taiwan tiene que decidir su futuro a través de un referéndum. Si Tsai no mantiene esa ruta será criticada. Un líder tiene que tener la habilidad pero también la valentía y las ‘pelotas’ (sic) para hacer frente a esta situación”, puntualizó.

La Emergencia de los Partidos Minoritarios

Las últimas encuestas indican que el PDP ganará también la mayoría en las elecciones al Parlamento por delante del KMT pero apuntaron a una creciente pujanza del Partido Nuevo Poder, surgido al socaire del Movimiento Girasol de 2014 y que ha recibido el refrendo de su líder más carismático, Lin Fei-Fan.

Bajo el complejo sistema de funcionamiento del parlamento local, cualquier partido minoritario que obtenga tres escaños puede formar un grupo (aquí se llama caucus) y con ello se encuentra capacitado para bloquear la aprobación de cualquier normativa que no obtenga su refrendo.(enero 16,2016)

 

Equipo Podergeopolitico.com

Fuentes The Diplomat,El Mundo

Imágenes El Mundo, Reuters