España: Insuficiente Triunfo del PP

El Resultado Según Rajoy 

Cuando se le preguntó el pasado viernes en Bruselas cuál sería un buen resultado para él, Mariano Rajoy contestó: “Ser la primera fuerza política y gobernar”. El PP consiguió ganar las elecciones, pero queda lejos de tener asegurado gobernar. Con el 88% escrutado, los populares no solo se quedan a años luz de la mayoría absoluta (176 escaños), sino que cosechan el peor resultado obtenido por un partido ganador de las elecciones en la reciente historia democrática española (121 diputados), muy por debajo de los 156 que tuvo Aznar en 1996.

Proyecciones

A la luz de los resultados provisionales, el apoyo de Ciudadanos (39 escaños) no bastaría para que Rajoy saliera elegido presidente, desde luego no en primera vuelta por mayoría absoluta, y el líder de la nueva fuerza, Albert Rivera, ya ha dejado claro durante la campaña que en ningún caso dará su voto afirmativo al todavía presidente del Gobierno.

Abstención de Ciudadanos

En estas condiciones Rajoy sólo puede aspirar a que ciudadanos se abstenga en la segunda votación, en la que le basta con obtener mayoría simple de votos para ser investido. Pero —además de no estar claro todavía si dicha abstención sería incondicional o exigiría contrapartidas— resultará insuficiente si todos los demás partidos votan en contra ya que, a falta de resultados definitivos, la suma de las restantes fuerzas políticas supera con holgura la mitad de los escaños.

La política que ha practicado el PP durante estos años de mayoría absoluta hace que le resulte muy difícil recabar apoyos en otros caladeros. Coalición Canaria y PNV serían los más accesibles pero ambos, especialmente el segundo, se muestran muy renuentes.

Fin al Bipartidismo

Los españoles decidieron ayer dar por muerto y enterrado el bipartidismo en torno al que ha venido girando nuestro sistema político desde 1977. El PP y el PSOE perdieron en conjunto 5,4 millones de votos respecto al resultado de las elecciones del 2011 mientras que, enfrente, surgieron dos grandes alternativas de poder,Podemos y Ciudadanos, que sumaron más de ocho millones. La fuerza más votada fue el PP de Mariano Rajoy, que obtuvo 123 diputados pero tendrá muy difícil gobernar, puesto que ni siquiera un acuerdo con los 40 parlamentarios de Albert Rivera sería suficiente. Los socialistas mantuvieron el segundo puesto pese a romper su suelo y caer hasta los 90 escaños, y Podemos irrumpió con ímpetu arrollador hasta los 69.

Nueva Etapa Política

Tal y como se ha venido perfilando a lo largo de toda la campaña, se abre una nueva etapa política que no tiene referente en ninguno de los procesos electorales de la democracia española. El bipartidismo que ha sobrevivido durante casi cuatro décadas, llega ahora a su fin.

El país entra en una dinámica marcada fundamentalmente por el empuje de las nuevas generaciones que siempre han vivido en un régimen de libertades y que no votaron la Constitución. Ahora, España se asoma a un paisaje político en el que, por el momento, no se ve con claridad la fórmula para garantizar la gobernabilidad.(diciembre 20,2015 ,20.43 hora de Santiago de Chile)

Equipo Podergeopolitico.com

Fuentes:El País,El Mundo,La Vanguardia

Imagen:Huffington Post.es