Japón Opta Por Su Propio Caza De 5° Generación

Resultado de imagen para Mitsubishi f-3

El Ministerio de Defensa de Japón confirmó que diseñará y desarrollará localmente un nuevo caza furtivo para la década de 2030.

El Ministerio de Defensa de Japón anunció que ha descartado el desarrollo o la producción local de aviones de combate de diseño extranjero para reemplazar su flota de aviones de combate multiusos F-2, una variante del F-16 de Lockheed Martin fabricada bajo licencia de Mitsubishi, para la década de 2030, según una fuente de MoD.

Un vocero del Ministerio de Defensa dijo  que el desarrollo y la producción del nuevo avión de combate furtivo F-3 de Japón será liderado por la industria militare del país con la posibilidad de colaboración con socios externos como BAE Systems, Lockheed Martin, Boeing y Northrop Grumman, según informó la revista especializada Jane’s este  4 de febrero. “Se espera que nuestros cazas F-2 se retiren a partir de finales de la década de 2030”, dijo el portavoz  nipón. “Con el fin de adquirir nuevos cazas que sean capaces de desempeñar un papel central en una futura fuerza en red …el Ministerio de Defensa promoverá la investigación necesaria y lanzará, en una fecha temprana, un proyecto liderado por Japón con la posibilidad de colaboración internacional a la vista” agregó el vocero.

Resultado de imagen para Mitsubishi f-3

Se estima que el programa se iniciará oficialmente este año de acuerdo con el Programa de Defensa a Medio Plazo (MTDP) y las Directrices del Programa de Defensa Nacional (NDPG), que establecen los objetivos de capacidad de la Fuerza de Autodefensa de Japón (JSDF) durante un período de unos 10 años.

Se prevé que todo el programa Future Fighter (F-3) durará unos 15 años.

En 2016, Japón presentó un demostrador experimental de tecnología de combate de quinta generación, denominado X-2 “Shinshin” (anteriormente ATD-X), que estaba destinado a servir como base para el caza F-3. Sin embargo, se informó que Japón desechó un mayor desarrollo de la aeronave en 2018. Sin embargo, dadas las recientes revelaciones, la plataforma X-2 podría reactivarse, ya que se espera que Mitsubishi Heavy Industries (MHI), la compañía que desarrolló el fuselaje del X-2, tome el liderato en el desarrollo del F-3.

Japón ha estado buscando socios internacionales para colaborar con MHI y varios subcontratistas japoneses en el F-3 durante el año pasado. El Ministerio de Defensa emitió una solicitud de información a los fabricantes de aviones internacionales en 2018 para su programa de caza furtivo. BAE Systems, EADS, Lockheed Martin, Boeing y Northrop Grumman respondieron a la solicitud.

La empresa estadounidense  Lockheed Martin, el supuesto favorito, ha presentado recientemente una propuesta de diseño para un avión de combate de superioridad aérea con dos motores que combina el fuselaje del F-22 con la suite electrónica del F-35”, se dijo en agosto del año pasado. “La propuesta, sin embargo, fue rechazada por ser demasiado cara para el Ministerio de Finanzas de Japón”.

Comentario De La Redacción

Resultado de imagen para Mitsubishi f-3

En materia de tecnologías de defensa, el valor de un proceso de investigación y desarrollo inicial  de origen nacional resulta tan y muchas veces más caro que la importación y adaptación de tecnologías importadas,es por ello que la explicación de que los precios de empresas estadounidenses  hagan que los japoneses apuesten por su propio proyecto,no parece suficientemente convincente.

Un potencial repliegue estadounidense en el Pacífico ,así como la emergencia de China, parecen ser las causas que impulsan a Japón a conseguir más autovalencia tecnológica y por ende más autonomía estratégica. La Hora de las potencias regionales y medianas, parece estar llegando.

Santiago de Chile.09-02-2019

Podergeopolitico.com

Fuente Rhe Diplomat

Imágenes Mitsubishi Heavy Industries