Rusia / EE.UU: Guerra Gasística

Galp, una empresa portuguesa de energía, ha comprado su primer cargamento de gas natural licuado (GNL) a la firma estadounidense Cheniere, cuyo buque llegará al puerto de Sines este 26 de abril. Esta compañía ya había firmado contratos de larga duración con otras empresas de Europa, entre ellas la española Gas Natural Fenosa y la petrolera británica BG Group, adquirida por Royal Dutch Shell, informa ‘The Wall Street Journal’.

Thierry Bros, analista de la entidad francesa de servivcios financieros Société Générale, estima que el suministro de gas de Estados Unidos comenzará “una guerra de precios” y generará una competencia que provocará que la rusa Gazprom ajuste sus tarifas.

Los periodistas especializados Georgi Kantchev y Miriam Malek, las fuentes  de esta información, detallan que este cambio en el sector “podría impulsar la debilitada economía europea” y provocar que se reduzcan las tarifas de los consumidores.

Hoy en día, la mitad del gas que recibe Alemania y un tercio del que consume Italia procede de Rusia. Otros competidores del mercado europeo son Noruega, Argelia y los países de Oriente Medio

Un Mercado Menos Atractivo para el Gas Estadounidense

Durante los últimos años, cuando Estados Unidos decidió entrar en el mercado internacional de gas, la situación ha cambiado drásticamente, señala la revista ‘Foreign Policy‘. En particular, “han desaparecido las optimistas predicciones sobre una demanda insaciable del gas estadounidense en Asia”.

Haga Click en la Imagen

4c546c43-afab-1afa-bfb5-de1a934d691a

El precio del gas ha bajado considerablemente tras la caída del precio del petróleo y ya no cubre los costos de licuefacción y transporte. Además, la demanda asiática de gas natural no ha sido constantemente creciente.

Japón, que necesitó de esta fuente de energía después del accidente de Fukushima, resolvió sus problemas, mientras que China tiene una gran cantidad de opciones para satisfacer sus necesidades de gas, incluso a través de nuevos contratos con Rusia. Por otra parte, la puesta en marcha de proyectos de gas en Australia ha sido un fuerte golpe a los planes de EE.UU. en Asia, según el artículo del Foreign Policy..

Europa, la única alternativa para EE.UU.

En estas circunstancias, la única alternativa para las empresas de EE.UU. sería Europa, pero no es tan simple, advierte la publicación de ‘Foreign Policy’. El  artículo señala que las terminales de recepción de gas natural licuado están solo en Europa Occidental, mientras que Europa del Este se ve como un gran consumidor y necesita nuevos gasoductos.

Haga Click en Imagen

32-0

“El nuevo flujo de gas desde EE.UU. puede tener un resultado paradójico y no reducir, sino fortalecer la dependencia europea de Rusia. El gas ruso, relativamente barato, es tan atractivo que ya ha provocado una división en Europa. Por ejemplo, Alemania busca construir nuevos gasoductos y opta más por el gas ruso por razones comerciales, pese a los reclamos de Bruselas sobre la necesidad de encontrar proveedores alternativos”, subraya la publicación.

Si Gazprom sigue adaptándose y reduce los precios, podría mantener su posición de liderazgo durante décadas, lo que exactamente Bruselas estuvo tratando de evitar durante los últimos años, plantea el artículo.

“Políticamente una estrategia de este tipo favorece al Kremlin, ya que conserva la posición de Rusia como socio energético de Europa y proporciona influencia política”, opina James Henderson, representante del Instituto Oxford de Estudios Energéticos.

Consecuencias Geoeconómicas y Geopolíticas.-(Nota de la Redacción)

gas_tass_468

.Este paso desatará “una guerra de precios” en un mercado que domina Rusia.

Sin duda otro elemento en la  estrategia económica de la llamada Guerra Híbrida

En efecto,Los  periodistas Georgi Kantchev y Miriam Malek señalan que el gas suministrado a través de gasoductos puede ser más barato que el GNL porque no hay que alterar su estado para transportarlo, con lo cual muchos europeos consideran que se trata de un “intento geopolítico” de EE.UU. para “desafiar el dominio ruso” —posee alrededor de un tercio de la cuota de mercado— en el sector energético.

Las consecuencias geoeconómicas

En un mercado gasífero cuyos precios van  a la baja ararstrados por la caída de los hidrocarburos y otras materias primas en general,el costo de producción relativo se encarece, acerca la producción de gas licuado exportable  a un punto en donde su explotación y sobre todo su comercialización no se justifica desde el punto de vista de la racionalidad económica. Y considerando desde el punto de vista de la Geoeconomía y desde la más estricta geografía que los terminales de gas licuado  se encuentran principalmente en Europa occidental (Portugal por ejemplo), lejos de los consumidores de Europa central y oriental,la exportación de gas licuado estadounidense no tiene justificación teórica desde la óptica de la racionalidad económica.- Sólo va quedando la motivación geopolítica.-

Las consecuencias geopolíticas

Un precio sutil y  sospechosamente subsidiado, implica que el objetivo  no es económico sino geopolítico .

Los EE.UU.quieren atenuar de manera significativa la dependencia energética de la Unión Europea respecto al gas ruso.El riesgo de cruzar el umbral de “precio insostenible a la baja” que  haga prohibitivo el costo de producción  , es que el gobierno de Obama  termine causando  perjuicio económico a la propia industria estadounidense del gas natural,y por descarte, termine  fortaleciendo la competencia rusa convirtiendo a  su  industria gasífera  en una alternativa comercial de largo plazo .

Al final se  produciría el efecto inverso al buscado por los estrategas geo-económicos estadounidenses.La industria gasífera rusa sería un actor aún más preponderante en el abastecimiento energético de la Unión Europea,si desea por motivos políticos bajar aún más sus precios ,no olvidemos que los rusos se ahorran el proceso  de licuefacción y el de regasificación:  “El Riesgo del Efecto No Deseado”  comienza a estar presente.(abril 24,2016)

Equipo Podergeopolítico.com

Fuentes RT,Tass,Sputniknews,Foreign Policy,The Financial Times.,Wall Street Journal.

Imágenes.nuestromar.org, Gazprom.ru