Rusia construye el submarino más largo del mundo

Grupo Editorial

Grupo Editorial

El nuevo submarino ruso Belgorod porta misiles nucleares guiados por inteligencia artificial y drones subacuáticos

El submarino especial ruso Belgorod se prepara para ser botado al mar por primera vez.
Las pruebas preliminares de los conjuntos y mecanismos demostraron su capacidad de servicio y fiabilidad técnica.
El submarino de propulsión nuclear K-329 Bélgorod en los astilleros en la norteña ciudad de Severdvinski (Arcangel) el mayor de su tipo y el primero armado con el letal torpedo nuclear robótico “Poseidón”. Este nuevo submarino aumentará considerablemente la capacidad de disuasión de la armada rusa y posiblemente le permita contrarrestar la expansión del escudo antimisiles de los Estados Unidos en torno a las fronteras de Rusia.

El Submarino más largo del mundo

Resultado de imagen de El submarino especial ruso Belgorod
La longitud del submarino nuclear es de más de 180 metros, lo que lo convierte en el más largo del mundo. Tiene 11 metros más de longitud que el submarino nuclear Typhoon, el hasta ahora más largo, y 12 metros más largo que el del crucero submarino estadounidense tipo Ohio.

La historia del gigante

Aunque oficialmente el submarino se puso en marcha tras la desintegración de la Unión Soviética, el 24 de julio de 1992, en realidad su construcción se había iniciado antes.
En 1997 se detuvo la construcción del submarino y de otros dos buques hermanos debido a la difícil situación económica. Tras la finalización del Belgorod, las construcciones metálicas de otros dos buques se utilizaron para la construcción de los cruceros de misiles submarinos del tipo Boréi.
Tras la tragedia del submarino Kursk en agosto de 2000, durante algún tiempo se consideró la posibilidad de completar la construcción de Belgorod para sustituir al submarino perdido.
Sin embargo, finalmente decidieron construir el submarino de propulsión nuclear como portador de una variedad de sistemas submarinos avanzados, incluidos los de combate.
El 20 de diciembre de 2012 se reanudó la construcción del submarino. El 23 de abril de 2019 el submarino fue sacado de la grada para completarlo a flote y realizar diversas pruebas. La transferencia del submarino a la Armada rusa está prevista para 2021.
En el transcurso de los trabajos, el submarino sufrió importantes modificaciones. En particular, su casco se amplió 30 metros debido a la inserción de nuevos compartimentos. Así, Belgorod se convirtió en el submarino más largo del mundo. Se necesitaban nuevos compartimentos para acomodar una variedad de sumergibles, así como para liberarlos en el medio marino y recibirlos de vuelta.

Un lugar para Poseidón

El submarino nuclear Belgorod será el primer portador regular de una nueva arma de disuasión estratégica: el supertorpedo Poseidón. Esta arma puede utilizarse para lanzar un ataque de represalia nuclear en el territorio de un probable enemigo en caso de que este ataque primero.
El sistema Poseidon ya se ejercita en el submarino Sarov, pero también puede utilizarse de forma autónoma.
La construcción del submarino Belgorod va por delante de lo previsto, especialmente en el contexto de los retrasos en el calendario de otros submarinos.
El Poseidón tiene un largo de veinte metros, son propulsaos por mini reactores nucleares, y en su interior puede trasladar una ojiva nuclear de hasta cien megatones (o 100.000 kilotones), que pueden ser detonados bajo el agua para causar una suerte de “tsunami radioactivo” y amenazar las ciudades costeras con olas de hasta trescientos pies de altura.
El drone submarino llamado Poseidón fue presentado por el presidente ruso Vladimir Putin en su discurso sobre el estado de la nación ante la Asamblea Federal el 1 de marzo de 2018. El líder ruso dijo que Rusia ya había desarrollado drones capaces de moverse a gran profundidad y a una distancia intercontinental a una velocidad que supera la velocidad de los submarinos, los torpedos más avanzados y todo tipo de buques de superficie. Como dijo el presidente ruso, estos drones pueden armarse con municiones convencionales o nucleares, lo que les permitirá atacar a una amplia gama de objetivos. El dron Poseidón contará con un rango de operación ilimitado y una profundidad operativa de más de 1 km.

Un funcionario del Departamento de Estado de EE.UU. ha emitido una advertencia sobre la disuasión nuclear de Rusia, diciendo que los drones teledirigidos no tripulados equipados con ojivas son capaces de causar tsunamis.
Christopher Ford, el secretario de Estado adjunto para la seguridad internacional y la no proliferación, hizo las afirmaciones durante una conferencia virtual sobre armas nucleares y derecho internacional.

Dijo a los televidentes que Washington tiene «razones para estar preocupado por la política rusa». Ford duda que Moscú, que dice que su arsenal nuclear existe sólo para fines de defensa, lo usaría «proporcionalmente» en caso de conflicto.

«Los rusos han sugerido que podrían responder con el uso de armas nucleares si ven un solo misil balístico entrante», advirtió Ford.

También expresó su preocupación por el desarrollo por parte de Moscú del Poseidón, un sumergible submarino no tripulado que podría estar equipado con armas convencionales y nucleares.

«Otra señal inquietante se produce con el desarrollo por parte de Rusia de los aviones teledirigidos submarinos de propulsión nuclear Poseidón que, al parecer, tiene la intención de equipar con ojivas nucleares de varios megatones y lanzarlas a través del océano en tiempo de guerra con el fin de inundar las ciudades costeras de los Estados Unidos con tsunamis radiactivos«.Señaló el citado funcionario.

Sistemas Robóticos Submarinos

Además de Poseidón, Rusia construye los sistemas robóticos submarinos, en particular, el vehículo autónomo no tripulado Klavesin-2R-PM. Es capaz de realizar trabajos de investigación y exploración a profundidades de hasta 6.000 metros. Por ejemplo, puede encontrar sensores de sistemas de observación submarina.
Las imágenes disponibles de Belgorod muestran  un hangar para este tipo de plataformas
Para practicar las operaciones antisubmarinas y para la ocultación y protección de los submarinos, Rusia ha creado el aparato Surrogat. Es una réplica de un submarino con imitación de sus campos acústicos y magnéticos.
Se espera que este tipo de robots desvíe la atención del supuesto enemigo hacia objetivos falsos durante las operaciones de combate. Es posible que Belgorod también lo lleve a bordo, cree el historiador militar Dmitri Boltenkov del diario Izvestia.
Además, Rusia desarrolla el sistema de seguimiento hidroacústico Garmonia. Se trata de un complejo de sensores de detección de objetivos desplegados rápidamente en el fondo del mar.
En tiempos de paz, el sistema podrá vigilar zonas mineras, principalmente de petróleo y gas. Por ejemplo, podrá detectar a tiempo objetos extraños que pueden dañar las instalaciones mineras, además de realizar prospecciones.
En tiempos de guerra, Garmonia se desplegará para establecer los llamados bastiones de protección. Se trata de zonas marítimas completamente aisladas para el enemigo en las que estarán de servicio tanto los cruceros estratégicos submarinos como los barcos con drones Poseidon a bordo.

Submarino Multimisión

Se espera que el Belgorod opere en el Ártico y en el Atlántico Norte, áreas donde la actividad de los submarinos rusos se ha multiplicado por diez en los últimos años.
El uso de una variedad de sistemas en una única plataforma, garantizará  durante el combate el control de vastas zonas marítimas y minimizará la pérdida de buques de guerra y submarinos,  multiplicando la eficiencia y el potencial de una única plataforma principal, para varias misiones tanto de carácter estratégico como táctico así como misiones y operaciones distintas a la guerra (incluída la prospección minera en fondos marinos).
En efecto, en el plano estratégico, los  nuevos submarinos clase Belgorod submarinos ,con sus torpedos nucleares de trayectoria intercontinental, es quizá  la más eficaz arma de disponibilidad inmediata eficaz arma para burlar los planes y las inversiones  que hacen los países competidores  en sistemas antimisiles . En ese sentido , los expertos de la OTAN y los fucionarios del Departamento de Estado de los EE.UU, temen que los torpedos de 79 pies de largo, apodados Poseidon o Kanyon, puedan ser detonados bajo el agua para causar un tsunami radioactivo y amenazar las ciudades costeras con olas de hasta 300 pies de altura( 92 metros).
El submarino nuclear Belgorod de 185  metros, y de 14.700 toneladas y  el más largo de mundo y el primero que contará con una pequeña flota adjunta de drones subacuáticos8capaces de recorrer grandes distancias)además de con ojivas nucleares guiadas mediante inteligencia artificial.

SUBMARINO PRINCIPAL Y MINISUBMARINO

El submarino gigante también tiene un minisubmarino de 180 pies equipado instalado debajo de él. Este minisubmarino tiene una tripulación de 25 hombres que puede emplearse para investigación, rescate y operaciones militares especiales.
Belgorod es portador de las llamadas estaciones nucleares de aguas profundas, como el AS-31 Losharik. Estas embarcaciones en miniatura están diseñadas para realizar una amplia gama de trabajos de ingeniería submarina a grandes profundidades (hasta 6.000 metros). En particular, puede buscar equipos militares perdidos, detectar o instalar diversos sensores submarinos y conectar o destruir cables de comunicación.

COMENTARIO DE LA REDACCIÓN:

LA APUESTA SILENCIOSA  DE LA ARMADA RUSA

 Al igual que la Unión Soviética, Rusia tiene una tradición marítima fuerte y orgullosa, y en la estructura naval rusa, los submarinos son las “joyas de la corona del poder de combate naval. ” Dado que los submarinos son fundamentales tanto para la disuasión nuclear como para la proyección de fuerza, son esenciales para el desarrollo del poder militar mundial. Además, las capacidades avanzadas de los submarinos convencionales y nucleares ilustran cuán avanzadas son las capacidades militares generales, ya que el desarrollo de los submarinos requiere una base de defensa industrial altamente sofisticada para el diseño y la fabricación .

Las capacidades militares rusas han mejorado considerablemente desde 1991 gracias a las reformas de modernización y financiación y un cambio hacia el armamento de alta tecnología, que en conjunto han reforzado las capacidades de sus submarinos de propulsión nuclear. Mientras mantiene a flote sus submarinos nucleares, Rusia ha cambiado su enfoque hacia nuevas capacidades de nicho que permiten la proyección de energía. Estas mejoras son ilustrativas de los nuevos niveles de amenaza para las fuerzas de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Resultado de imagen para PROYECTOS SUBMARINOS RUSOS

 

Las futuras actividades y desarrollos de I + D en el campo submarino son ilustrativos de la ambición de Rusia de mantenerse a la par con las tecnologías occidentales y, en algunos casos, estar más avanzada, de manera focalizada, con menos presupuesto en términos comparativos.

Además de poner en servicio el submarino nuclear más grande del mundo para fines de 2020 (el submarino estratégico Belgorod), se espera que la armada rusa lance este año el nuevo submarino estratégico de la clase Khabarovsk. El denominador común de los dos nuevos submarinos será el Poseidón, un dron autónomo con armas nucleares que podría representar un salto  en la tecnología de reactores nucleares y la guerra submarina  y en los paradigmas de las armas ofensivas estratégicas. Rusia también está trabajando en un SSN de quinta generación, que podría presentar más características de sigilo y una gama más completa de capacidades de armas que los submarinos actuales en servicio.

Resultado de imagen para A LA CAZA DEL OCTUBRE ROJO

 

Que un arma estratégica sea capaz de golpear tus costas sin  dejarte tiempo  para responder o siquiera para enterarte, es una preocupación de diplomáticos y uniformados  estadounidenses  que se arrastra   desde el siglo xx , un  tipo de arma como  el torpedo intercontinental poseidón y sus respectivas plataformas, constituye  un desafío estratégico que genera una percepción de amenaza  que ha venido cobrando una creciente importancia desde la primera guerra fría: “ser atacado nuclearmente  frente a mis costas, con una silenciosa arma subacuática  y  sin tener un  mínimo  tiempo de respuesta”. Un desafío estratégico  no exento de temor, desafío  que  inspiró al novelista Tom Clancy para un libro, y a Hollywood para la respectiva película: 

“LA CAZA DEL OCTUBRE ROJO”.

 

Santiago de Chile, 18 de octubre de 2021

Fuentes: Cazasyhelicopteros, Military Watch, Jane’s Weekly, topwar.ru,Israelnoticias.com

Imágenes: Analysis Militares Charly blogspot, Israelnoticias.com

VIDEOS:  Direct News, DEFENSE DAILY

 

 

News Letters

Para recibir en forma directa, expedita y actualizada nuestras noticias en su dirección electrónica (Email), complete sus datos en el formulario.

Comparte las últimas noticias

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on vk
VK